Bienestar Animal.png
  • Sara Mata Nuñez

Cómo cuidar de tu Galápago de Florida

Actualizado: 3 may


La Galápago de Florida, cuyo nombre latín es Trachemys scripta elegans, es una de las tortugas de agua dulce mantenidas en cautividad más conocidas y populares. Una raya ancha que se extiende desde el borde externo de los ojos hasta el área sobre los oídos es característica de estas tortugas y varía de color desde el rojo hasta el amarillo/naranja. Cuando se asustan se deslizan desde rocas y troncos. Son nativas de los Estados Unidos de América del Oeste al Sur.

Un hábitat adecuado para estas galápagos es un cuerpo de agua dulce con abundante vegetación acuática. En la naturaleza, prefieren agua lo suficientemente profunda para poder nadar (a partir de 60 cm de profundidad) y pueden a menudo verse tomando el sol en objetos flotantes o que sobresalen del agua.

Las crías requieren de hábitats especializados (completos con calor, luz y filtración) y una dieta apropiada para poder sobrevivir.

Los juveniles pueden convertirse en exigentes mascotas grandes (hasta 30 cm) que requieren de hábitats grandes y caros sistemas de filtración. Mantenerlas puede ser gratificante pero también requiere de una cantidad de tiempo considerable de sus cuidadores.

RECUERDA

La adquisición de esta especie está prohibida en españa y el periodo de legalización de las adquiridas con anterioridad ha concluido.

Qué esperar

Las galápagos de florida son tortugas atractivas, inteligentes y fascinantes, que interactúan con sus dueños de forma amigable y atractiva. Porque necesitan cuidados especiales, mantenerlas de manera adecuada requiere dedicación y conocimientos sobre un buen diseñado hábitat semiacuático.

¿Tu Galápago de Florida es Macho o Hembra?

Las galápagos, especialmente las juveniles, pueden ser difíciles de sexar. El género en adultos se determina por las características físicas externas y el comportamiento. Comparados con las hembras, los macho tienen uñas más largas en las patas delanteras (las cuales se usan durante el cortejo), la cola es más larga y ancha en la base y hay una distancia más larga desde el cuerpo a la cloaca y, en general, el cuerpo es más pequeño y el caparazón más corto.

¿Qué debe comer tu Tortuga?

En la naturaleza, las galápagos son omnívoras; las juveniles son principalmente carnívoras y se van volviendo más herbívoras a medida que maduran. A los juveniles se les debe ofrecer hasta un 40% de proteína. Se puede ofrecer vegetales al menos una vez a la semana en forma de verduras de hojas fibrosas o una mezcla de vegetales finamente picados pero puede no ser aceptada de buena gana hasta que la tortuga crezca.

Para adultos un 25-50% de la dieta debe consistir de pellets comerciales para tortugas y proteína animal. Las fuentes para esta proteína animal incluyen lombrices de tierra, tenebrios, pequeños peces y guppies. Otras carnes solo se deben ofrecer como premios excepcionales y se pueden utilizar para administrar suplementos vitamínicos. El resto del 50-75% de la dieta debe consistir de materia vegetal como kale, lechuga romana madura, lechuga roja, diente de león, berro, perejil, lechugas de hojas verde oscuro, calabacín, boniato, zanahoria, calabaza y mezclas de vegetales descongelados. Las plantas acuáticas vivas (lentejas de agua, nenúfares, lechugas de agua, helechos de agua, lirio acuático) pueden ser adiciones saludables a la dieta de una galápago. La fruta debe ser un premio excepcional. También se recomienda añadir un suplemento vitamínico de buena calidad. Para conocer el tipo y frecuencia de una suplementación vitamínica que no cause toxicidad se debe buscar el consejo de un veterinario cualificado de reptiles o animales exóticos.

Aunque las crías y juveniles deben ser alimentados a diario, es mejor no ofrecerles más de lo que comerán en el momento (de unos 15 minutos) para minimizar la contaminación del agua. Los adultas se alimentan cada 2-3 días. Una galápago de florida normal puede pedir comida de forma muy ferviente una vez alimentadas y si no se es capaz de ignorar este comportamiento existe el riesgo de sobrealimentar al animal.

¿Dónde Debería Alojarla?

El recinto mínimo para una cría de galápago de florida debe ser un acuario de 114 L. Se recomienda 15 L de agua por cm de largo del caparazón. Como regla general, la profundidad del agua debe ser, al menos, 2 veces el largo del caparazón para prevenir que se ahogue si se quedase boca arriba y no pudiera darse la vuelta. Debe haber 15 centímetros mínimo de espacio de aire entre la superficie del agua y la parte superior del tanque para prevenir escapes dado que son unas trepadoras muy determinadas.

Calidad del Agua y Filtración

Las galápagos son comedoras voraces y tienden a ensuciar el agua rápidamente con su forma de comer engorrosa y defecaciones frecuentes. Considera alimentarlas en un lugar distinto. Comparadas con otros animales acuáticos, las tortugas excretan muchos desechos; por esto se requieren sistemas de filtración más potentes y rutinas de limpieza más regulares para el mantenimiento de la calidad del agua. Se pueden hacer cambios de agua parciales o completos y existen muchos tipos de sistemas de filtración disponibles.

Baños de Calor

Los lugares para calentarse, donde las tortugas puedan salir del agua para calentarse bajo una fuente de calor que provea temperaturas entre los 32-35°C puede consistir en islas o plataformas en la superficie del agua del tanque. De manera alternativa, se pueden construir superficies para tomar calor desde el fondo del tanque con piedras o ladrillos asegurándonos que son estables y no se colapsarán sobre la tortuga.


RECUERDA

Siempre

  • Lleva a tu tortuga a tu veterinario de animales exóticos inmediatamente tras la adquisición para una revisión de salud y para descartar parásitos fecales.

  • Alimenta a las tortugas en un contenedor distinto al que viven para evitar ensuciar el agua.

  • Mantén el agua limpio usando un filtro y cambios de agua semanales.

  • Provee calor con una luz de día para calentar y un calentador sumergible.

  • Permite que se exponga a rayos UV durante el día. La luz UVA estimula los comportamientos naturales, mientras que la luz UVB mantiene la salud en general.

  • Ofrece 12-14 horas al día de luz UVA y UVB en la primavera y verano para estimular el fotoperiodo natural

  • Ofrece 10-12 horas al día de luz UVA y UVB en la otoño e invierno.

El alojamiento de una Galápago de Florida debe:

  • Ser un tanque de 38-76 litros para crías y de 230 litros 480 litros para adultos.

  • Tener un nivel del agua de 15 centímetro bajo el acuario para prevenir escapes.

  • Ser a prueba de depredadores

  • Incluir un área estable donde la tortuga pueda salir del agua y calentarse.

  • Ser fácil de limpiar con buena filtración.

  • Mantener una temperatura del agua apropiada de 23.8-30° C (en el margen alto para crías y en el bajo para adultos).

  • Mantener una temperatura ambiental de al menos 24º C y de 29.5 - 32° C en el área de descanso.

Es Importante que una Galápago de Florida Evite:

  • Alojarse en un pequeño "cuenco isla" de plástico.

  • Temperaturas por debajo de los 24º C.

  • Hábitats sin un área de descanso.

  • Alimentarse de gambas o carne de músculo como base de su dieta.

  • Gatos, perros y otros depredadores.

  • Agua sucia.

  • Tener piedras o cualquier otro sustrato en el tanque más pequeño que el tamaño de su cabeza para evitar la ingestión de cuerpos extraños.

  • Estar muy cerca de la parte superior de su alojamiento (y que puedan escapar) o tener un alojamiento con insuficiente agua.

*Una adaptación de la guía para propietarios de la ARAV.